testo 319 - Endoscopio

Modelo  0632 3191

  • Óptica: 6.000 píxeles con un campo de visión de 50º

  • Rigidez mediante el tubo Decabon

  • Tubo en cuello de cisne para una óptima maleabilidad

  • Pinza de 3 brazos (opcional) para agarrar objetos pequeños

Endoscopio testo 319

Descripción del producto

El endoscopio testo 319 facilita las inspecciones en lugares de difícil acceso como conductos de aire acondicionado, aberturas de ventilación, máquinaria, motores, etc. Permite llevar a cabo de forma anticipada, sencilla y rápida diagnósticos de corrosión, desgaste, estado de juntas soldadas, piezas sueltas y mucho más.

El testo 319 se puede introducir en espacios huecos, taladros y curvas. Con ayuda de la rueda de enfoque se puede ajustar el enfoque. De esta forma es posible evaluar el daño sin necesidad de desmontar.

Altamente flexible, con un radio de doblado de tan sólo 50 mm. Flexibilidad media o máxima rigidez gracias a las diferentes fundas insertables que lo convierten en un instrumento extraordinariamente versátil.

 

Inspección óptica

La inspección óptica describe sistemas que utilizan el proceso de imágenes para buscar daños o roturas en cavidades técnicas y lugares a los que generalmente es difícil acceder (tuberías, paredes, etcétera) y los presentan visualmente.

La inspección óptica implica insertar físicamente una lente en una cavidad y transmitir la imagen y la luz a un ocular mediante paquetes de fibra de vidrio. Los usuarios sostienen el instrumento con la mano y supervisan visualmente la información que se visualiza. Esto significa que pueden detectar roturas o daños en la superficie en una etapa temprana y sacar conclusiones sobre las condiciones de una cavidad. Por ejemplo, pueden decidir si una tubería de gas se puede sellar desde el interior o si se deben renovar partes de la línea. Otra posibilidad que ofrece la aplicación es localizar piezas que se han perdido en cavidades. Estas se pueden identificar mediante la inspección visual. Los elementos adicionales que se encajan en la punta de la sonda, como un espejo (para ver ángulos redondos), un gancho magnético (para recoger piezas metálicas o magnéticas) o unas pinzas de tres brazos (para recoger piezas pequeñas, no metálicas) permiten un amplio abanico de usos.