Medición de humedad ambiente en interiores.

La humedad: el parámetro más infravalorado

Regístrese para recibir la serie de 4 entregas con informes profesionales sobre la “Humedad ambiente en interiores” totalmente gratis en su e-mail, en formato PDF.

La humedad ambiente en interiores
vital para una buena climatización.

(Extracto del artículo 1)

Una buena climatización interior resulta confortable cuando las personas perciben los niveles de temperatura y humedad como placenteros. En viviendas, esta comodidad se consigue mediante los aparatos de aire acondicionado; en edificios de alta concurrencia, mediante grandes sistemas de climatización (sistemas HVAC). No obstante, estos sistemas a veces descuidan la influencia de la humedad en el nivel de confort, ocasionando incluso problemas de salud a los ocupantes. En cambio, estos inconvenientes no suceden en entornos industriales, ya que a menudo tanto los procesos productivos como la calidad del producto final dependen en gran medida de la humedad en el ambiente. Por tanto, la climatización está monitorizada constantemente mediante sensores que miden la humedad. Si esta no es la adecuada, se ajusta mediante el sistema de ventilación o una solución deshumidificadora. Esto mismo sucede en el caso del almacenamiento de productos sensibles a la humedad, o a obras de arte en museos, documentos valiosos en archivos o incluso en garajes de vehículos históricos. Porque al fin y al cabo, tanto las paradas en la producción como el moho, las esporas, las grietas en los cuadros antiguos o el óxido en la chapa de los coches significan lo mismo: pérdidas económicas. 

¿Le gustaría seguir leyendo? Entonces, regístrese para recibir la serie de artículos completos sobre el tema de la humedad ambiente en interiores
Green-Office-200x1500-pix.jpg
Help

27b3cb66296adc8944100bc53af30a6fe9527303
Confirmar
Borrador encontrado
Borrador encontrado
Borradores encontrados
Se ha encontrado un formulario con estos mismos datos
Formulario Enviado
Revisar mensajes de validación del Formulario
Imposible completar la acción
Confirmación
Help

260cc16cd19d9c6e692394930899495f0b9c4ff4
Confirmar
Borrador encontrado
Borrador encontrado
Borradores encontrados
Se ha encontrado un formulario con estos mismos datos
Formulario Enviado
Revisar mensajes de validación del Formulario
Imposible completar la acción
Confirmación
testo-440-living-space-ventilation-04_200x1500pix.jpg

Normativas y legislación europeas:
EN 16798

(extracto del artículo 2)

Ya existe un cierto número de normativas internacionales que conciernen a los sistemas HVAC en zonas residenciales y no residenciales. Por lo que respecta al tema de la edificación, las más importantes son las que se incluyen en la EN 16798, cuyo objetivo principal es la calidad y la higiene del aire interior, complementadas con posterioridad con un incremento significativo de la importancia de la eficiencia energética. Los requisitos de estas normativas afectan sobre todo a los procedimientos de comprobación y medición para la planificación, ejecución y funcionamiento, puesta en marcha, inspecciones de salud, y el mantenimiento y reparaciones, de los sistemas.
¿Pero cuál es la situación y la importancia actual de la humedad en interiores por lo que respecta a la legislación internacional? Veamos un ejemplo: desde el 1 de enero de 2018, se aplican en el ámbito europeo nuevos valores de eficiencia energética a las unidades de ventilación no residenciales (UVNR): para sistemas de bucle cerrado, es del 68%, para intercambiadores de calor es del 73%. Esto queda estipulado en la Directiva Ecodesign, o de forma más concreta en el Reglamento UE 1253/2014 “Requisitos de diseño ecológico para las unidades de ventilación”. Eurovent y EVIA, dos de las asociaciones europeas sobre ventilación más importantes, ya están trabajando para incorporar la recuperación de la humedad a este Reglamento UE, además de determinar otras medidas para el aumento de la eficiencia en las UVNR por lo que respecta a la calefacción y la recuperación de la humedad (entre las que se envuentran la energía asociada a la deshumidificación o enfriamiento, así como para la humidificación y la protección necesaria contra la formación de escarcha). Por tanto, podemos llegar a la conclusión que la humedad cada vez cobra mayor importancia.

 ¿Le gustaría seguir leyendo? Entonces regístrese para recibir la serie de artículos completos sobre el tema de la humedad ambiente en interiores.

EN 16798 et al: humedad en la legislación Europea

(extracto del artículo 2)

Ya existe un cierto número de normativas internacionales que conciernen a los sistemas HVAC en zonas residenciales y no residenciales. Por lo que respecta al tema de la edificación, las más importantes son las que se incluyen en la EN 16798, cuyo objetivo principal es la calidad y la higiene del aire interior, complementadas con posterioridad con un incremento significativo de la importancia de la eficiencia energética.

Los requisitos de estas normativas afectan sobre todo a los procedimientos de comprobación y medición para la planificación, ejecución y funcionamiento, puesta en marcha, inspecciones de salud, y el mantenimiento y reparaciones, de los sistemas.

¿Pero cuál es la situación y la importancia actual de la humedad en interiores por lo que respecta a la legislación internacional? Veamos un ejemplo: desde el 1 de enero de 2018, se aplican en el ámbito europeo nuevos valores de eficiencia energética a las unidades de ventilación no residenciales (UVNR): para sistemas de bucle cerrado, es del 68%, para intercambiadores de calor es del 73%. Esto queda estipulado en la Directiva Ecodesign, o de forma más concreta en el Reglamento UE 1253/2014 “Requisitos de diseño ecológico para las unidades de ventilación”. Eurovent y EVIA, dos de las asociaciones europeas sobre ventilación más importantes, ya están trabajando para incorporar la recuperación de la humedad a este Reglamento UE, además de determinar otras medidas para el aumento de la eficiencia en las UVNR por lo que respecta a la calefacción y la recuperación de la humedad (entre las que se envuentran la energía asociada a la deshumidificación o enfriamiento, así como para la humidificación y la protección necesaria contra la formación de escarcha). Por tanto, podemos llegar a la conclusión que la humedad cada vez cobra mayor importancia.

¿Le gustaría seguir leyendo? Entonces regístrese para recibir la serie de artículos completos sobre el tema de la humedad ambiente en interiores.

Humedad ambiente en interiores:
¿el nuevo parámetro de referencia?

(Extracto del artículo 3)

Para que no aparezca condensación cuando se enfría el aire con un aparado de aire acondicionado o con un sistema HVAC es vital mantener ese aire por encima del punto de rocío, lo que también ayudará a ahorrar energía. La pregunta que hay que plantearse en este caso es si esto tiene sentido y si la medición constante de la humedad relativa y la temperatura del aire interior nos sirve como valor de referencia.

Según el lugar, la estación del año y el uso al que vaya destinado, el aire de suministro que ingresa en oficinas, salas de producción o almacenes debe ser humidificado o deshumidificado de distinta forma. Por ejemplo, el valor ideal para las personas se encuentra alrededor del 40%; en cambio, para la producción de penicilina o las máquinas rotativas de impresión de prensa escrita el valor ideal se sitúa en el 60%.

Técnicamente, la humidificación se efectúa isotérmicamente mediante vapor o adiabáticamente mediante evaporación y atomización de agua; la deshumidificación se consigue mediante procesos de adsorción y condensación. En todos los casos se requiere el uso de energía adicional, normalmente eléctrica, aunque algunas veces también se usa gas. No obstante, la humedad del aire climatizado no es un parámetro que habitualmente se tenga en cuenta al planificar la instalación de una unidad de ventilación o aparato de aire acondicionado. Sin embargo ¿Podría ser buena idea determinar cuales son los requisitos y de que manera se podría asegurar la humedad necesaria en el aire climatizado antes de planificar la instalación de estos sistemas? Incluso podría tener sentido un sistema de recuperación de humedad. Además, si se tuviera en cuenta la humedad relativa, se anticipara su necesidad, se midiera constantemente y se tomara como un valor de referencia para la tecnología de la ventilación ¿Podría resultar en un ahorro energético, económico y, sobre todo, en una disminución de las emsiones de CO2?

¿Quere seguir leyendo? Entonces regístrese para recibir la serie de artículos completos sobre el tema de la humedad ambiente en interiores.

Fotolia-248887837-2000x1500-pix.jpg

Humedad ambiente en interiores: ¿el nuevo parámetro de referencia?

(Extracto del artículo 3)

Para que no aparezca condensación cuando se enfría el aire con un aparado de aire acondicionado o con un sistema HVAC es vital mantener ese aire por encima del punto de rocío, lo que también ayudará a ahorrar energía. La pregunta que hay que plantearse en este caso es si esto tiene sentido y si la medición constante de la humedad relativa y la temperatura del aire interior nos sirve como valor de referencia.

Según el lugar, la estación del año y el uso al que vaya destinado, el aire de suministro que ingresa en oficinas, salas de producción o almacenes debe ser humidificado o deshumidificado de distinta forma. Por ejemplo, el valor ideal para las personas se encuentra alrededor del 40%; en cambio, para la producción de penicilina o las máquinas rotativas de impresión de prensa escrita el valor ideal se sitúa en el 60%.

Técnicamente, la humidificación se efectúa isotérmicamente mediante vapor o adiabáticamente mediante evaporación y atomización de agua; la deshumidificación se consigue mediante procesos de adsorción y condensación. En todos los casos se requiere el uso de energía adicional, normalmente eléctrica, aunque algunas veces también se usa gas. No obstante, la humedad del aire climatizado no es un parámetro que habitualmente se tenga en cuenta al planificar la instalación de una unidad de ventilación o aparato de aire acondicionado. Sin embargo ¿Podría ser buena idea determinar cuales son los requisitos y de que manera se podría asegurar la humedad necesaria en el aire climatizado antes de planificar la instalación de estos sistemas? Incluso podría tener sentido un sistema de recuperación de humedad. Además, si se tuviera en cuenta la humedad relativa, se anticipara su necesidad, se midiera constantemente y se tomara como un valor de referencia para la tecnología de la ventilación ¿Podría resultar en un ahorro energético, económico y, sobre todo, en una disminución de las emsiones de CO2?

¿Quere seguir leyendo? Entonces regístrese para recibir la serie de artículos completos sobre el tema de la humedad ambiente en interiores.

Humedad ambiente en interiores
termodinámica y entalpía

(Extracto del artículo 4)

¿Qué es el aire “húmedo”? ¿Cuando se vuelve seco o por qué se seca? ¿Cuanta energía contiene? ¿Que relación tienen estos factores con una entalpía específica? La física, y más concretamente las leyes de la termodinámica, nos permiten entender mejor las correlaciones de la humedad ambiental. Cualquiera que haya tratado este tema se habrá dado cuenta que no es sencillo saber, por ejemplo, las distintas formas que hay para discernir el punto de rocío en enfriadores evaporativos; o explicar el concepto de la temperatura de bulbo húmedo sin dudar un segundo; o tener un conocimiento exhaustivo de los cambios en los procesos isentrópicos – por no mencionar la capacidad de interpretar el diagrama de Mollier con total precisión sin ayuda de un vídeo explicativo.
Actualmente, el diseño de las unidades de aire acondicionado o los sistemas de calefacción y refrigeración se hace por ordenador, aunque esto supone un gran inconveniente: el conocimiento sobre el comportamiento termodinámico del aire ambiente que los ingenieros o diseñadores de plantas han adquirido mediante la experiencia se va perdiendo paulatinamente. Y a esto hay que añadir que en la vorágine industrial del día a dia no hay tiempo para reflexionar sobre las posibles alternativas más eficientes energéticamente.

¿Le gustaría seguir leyendo? Entonces, regístrese para recibir la serie de artículos completos sobre el tema de la humedad ambiente en interiores.

Enthalpie_V1_2000x1500pix.jpg

Humedad ambiente en interiores, termodinámica y entalpía

(Extracto del artículo 4)

¿Qué es el aire “húmedo”? ¿Cuando se vuelve seco o por qué se seca? ¿Cuanta energía contiene? ¿Que relación tienen estos factores con una entalpía específica? La física, y más concretamente las leyes de la termodinámica, nos permiten entender mejor las correlaciones de la humedad ambiental.

Cualquiera que haya tratado este tema se habrá dado cuenta que no es sencillo saber, por ejemplo, las distintas formas que hay para discernir el punto de rocío en enfriadores evaporativos; o explicar el concepto de la temperatura de bulbo húmedo sin dudar un segundo; o tener un conocimiento exhaustivo de los cambios en los procesos isentrópicos – por no mencionar la capacidad de interpretar el diagrama de Mollier con total precisión sin ayuda de un vídeo explicativo.

Actualmente, el diseño de las unidades de aire acondicionado o los sistemas de calefacción y refrigeración se hace por ordenador, aunque esto supone un gran inconveniente: el conocimiento sobre el comportamiento termodinámico del aire ambiente que los ingenieros o diseñadores de plantas han adquirido mediante la experiencia se va perdiendo paulatinamente. Y a esto hay que añadir que en la vorágine industrial del día a dia no hay tiempo para reflexionar sobre las posibles alternativas más eficientes energéticamente.

¿Le gustaría seguir leyendo? Entonces, regístrese para recibir la serie de artículos completos sobre el tema de la humedad ambiente en interiores.

Nuestra recomendación para medir de la mejor forma la humedad ambiente en interiores

testo-400-0636-9731-thermohygrometer-probe-V3-EN_2200x900.jpg
testo-400-2000x1500pix.jpg

Instrumento multifunción testo 400: alta exactitud y versatilidad

Aparte de la humedad, también hay otros parámetros influyentes en la climatización que se deben medir. Con el testo 400 tiene un solo instrumento que cubre cualquier aplicación relativa a la ventilación y el aire acondicionado, gracias a su pantalla táctil full HD de 5", sus menús especificos y asistentes para mediciones según las normativas y que evitan errores o saltarse pasos en la medición (p.ej. PMV/PPD), o el envío de informes directamente desde el instrumento por e-mail.
testo-440-2000x1500pix.jpg

Instrumento multifunción testo 440: cómodo e intuitivo

El testo 440 es otro de los modelos multifunción de la gama Testo que puede medir más de un parámetro. En la pantalla se pueden mostrar hasta 3 parámetros simultáneamente, cuenta con una extensa gama de sondas conectables por Bluetooth® o por cable, dispone de memoria interna para datos y conector USB para volcar los datos al PC.
testo-625-2000x1500pix.jpg

Termohigrómetro testo 625:
sencillo y práctico

Este termohigrómetro destaca por su fácil funcionamiento y por el sensor de humedad situado en una vaina de doble función: fija o desacoplable para medir el lugares de difícil acceso.
testo-610-2000x1500pix.jpg

Termohigrómetro de bolsillo testo 610: pequeño en tamaño, grande en prestaciones

Con sensores integrados para medir humedad y temperatura
testo-605i-2000x1500pix.jpg

Termohigrómetro testo 605i:
manejado mediante smartphone

Ideal para las mediciones rápidas de humedad y temperatura. En la app testo Smart Probes se pueden hacer informes con los valores medidos y enviar por e-mail al instante.

La humedad: el parámetro más infravalorado

Regístrese para recibir la serie de 4 entregas con informes profesionales sobre la “Humedad ambiente en interiores” totalmente gratis en su e-mail, en formato PDF.
contentserie-luftfeuchtigkeit-header-mobile-960x560px.jpg
contentserie-luftfeuchtigkeit-header-tablet-1536x560px.jpg
contentserie-luftfeuchtigkeit-header-desktop-2560x560px.jpg
contentserie-luftfeuchtigkeit-header-whitedesktop-3840x560px.jpg