Joan Escobet, veterinario especialista en el control medioambiental y energético en el sector porcino – CONFORT PORCINO

06.07.2018

“Actualmente, utilizo dos modelos con mucha frecuencia para mi actividad diaria: uno es el testo 435, que uso para analizar todo el ambiente del interior de la granja, es decir, todos y cada uno de los factores medioambientales que afectan al confort del animal. Para ello, utilizo la sonda de IAQ para determinar la calidad del aire interior, la sonda de CO para averiguar si la combustión de los sistemas de calefacción es la correcta, las sondas de velocidad térmicas y de hilo caliente para averiguar cuales son las corrientes de aire y también la presión diferencial a la cual trabaja el sistema.”

“El otro instrumento básico para mi trabajo diario es el testo 417, que uso para medir la velocidad del aire, el caudal y la temperatura del mismo, tanto en salidas como en rejillas de entrada del aire. Gracias al testo 417 obtengo multitud de valores (promedio, por tiempo, máximos y mínimos) para comprobar si la relación entre el aire que expulsa el sistema de climatización y la necesidad del animal es la correcta.”

Joan nos comenta que durante todos los años de su actividad profesional ha tenido la oportunidad de medir con varios modelos de nuestra marca. De los instrumentos de medición testo 435 y testo 417 destacaría su facilidad de uso, su calidad y su resistencia, así como el hecho de que sean muy sencillos de transportar y de manejar gracias a su ligereza.

Joan Escobet es licenciado en veterinaria por la Universidad de Barcelona y profesor del Máster de Sanidad y Producción Porcina en las Universidades de Lleida, Zaragoza y Complutense de Madrid. Siempre ha estado vinculado a empresas del sector porcino, y su actividad le ha llevado incluso a realizar actividades en el extranjero en este mismo sector. Desde el 2016 ejerce la actividad profesional por su cuenta como asesor en control ambiental y energético para el sector porcino y también ha participado e impartido cursos y conferencias en el ámbito de la producción porcina, alojamientos e instalaciones porcinas y en el de control ambiental.

Joan Escobet mide en rejilla con el testo 417

Francisco Montoro, encargado de mantenimiento de edificios - CLECE, S.A.

27.06.2018

“Al ser una empresa de gran tamaño y con presencia en múltiples sectores, en Clece ya utilizábamos otros instrumentos Testo, como por ejemplo las cámaras termográficas, los analizadores de combustión o las testo Smart Probes. Debido a que me encargo de las mediciones en las unidades de tratamiento de aire en los edificios, necesitaba un instrumento específico y el testo 440 respondía a las características que buscamos: marca reconocida, fiabilidad en la medición, y resistencia y facilidad de uso”.

“El instrumento de climatización testo 440 es de gran importancia en mi actividad diaria: gracias a este instrumento consigo la máxima precisión en las medidas de análisis de los equipos e instalaciones sobre las que se realiza el mantenimiento preventivo. Son de particular importancia las mediciones de temperatura, humedad y velocidad, además de la posibilidad de imprimir los resultados in situ”.

Francisco, que se encarga de muchas tareas relacionadas con el mantenimiento, nos destaca la polivalencia del testo 440: la posibilidad de realizar múltiples mediciones con un solo instrumento, el cálculo sencillo de los resultados y la conectividad por Bluetooth con las testo Smart Probes. Características que simplifican significativamente su trabajo diario.

Clece es una gran empresa nacional con implantación también en Portugal y el Reino Unido, que cuenta con unos 74.000 trabajadores en plantilla. Clece se distingue por ser una empresa con gran variedad de actividades de negocio y amplia presencia en los sectores sociosanitario, aeroportuario, industrial, financiero, educativo, hotelero y hospitalario, así como también presta servicios para centros de ocio y espacios deportivos, y la Administración Pública. Entre su múltiple oferta de servicios se encuentra el Facility Management de oficinas, centros comerciales, espacios de ocio, plantas industriales y hospitales.

 
Francisco Montoro prueba el testo 400 para medir en conductos