Kit de inspección de alimentos

Modelo  0563 0102 02

  • Cinco instrumentos de medición útiles para medir la temperatura, el valor de pH y la calidad del aceite de cocina y realizar inspecciones profesionales de alimentos

  • Mediciones de temperatura rápidas con el testo 926 y la sonda de temperatura de acero inoxidable

  • Accesorios para ajuste/comprobación de los instrumentos de medición incluidos en el kit

Descripción

Como supervisor de calidad o inspector de alimentos, realiza muchas mediciones para inspección de alimentos. Dispone de cinco útiles instrumentos de medición que se guardan de forma segura en un maletín, con los que puede realizar con fiabilidad comprobaciones de temperatura rápidas y mediciones de la temperatura interior, así como determinar el valor de pH y la calidad del aceite de cocina.

Los componentes del set al detalle

El pedido incluye

  • 1 instrumento de medición de temperatura testo 926 que incluye manual de instrucciones, pilas y protocolo de calibración (0560 9261)
  • 1 funda protectora TopSafe para testo 926 (0516 0220)
  • 1 sonda de alimentos de acero inoxidable TC tipo T (0603 2192)
  • 1 medidor de aceite de cocina testo 270 que incluye pilas, aceite de referencia para examinadores de aceite de cocina, tarjeta de formación para testo 270, protocolo de calibración y manual de instrucciones
  • 1 termómetro de penetración/infrarrojos estanco testo 104-IR que incluye pilas, tarjeta de formación para testo 104-IR y protocolo de calibración
  • 1 instrumento de medición de pH2 testo 206 para sustancias semisólidas que incluye tapón de almacenamiento con gel, pilas, funda protectora TopSafe y soporte mural/soporte para cinturón (0563 2062)
  • 1 solución de tampón de pH 4.01 en frasco con dosificación (0554 2061)
  • 1 solución de tampón de pH 7.00 en frasco de dosificación (0554 2063)
  • 1 termómetro de infrarrojos testo 826-T2 que incluye funda protectora TopSafe, soporte mural/soporte para cinturón y pilas (0563 8282)
  • 1 tarjeta de formación HACCP
  • 1 maletín de transporte Food grande (0516 7303)

Empuñaduras para sondas por radio con sondas acoplables para medición en superficies

100,80 €
121,97 € IVA incl.
59,00 €
71,39 € IVA incl.

Empuñaduras para sondas por radio y sondas acoplables para medición en ambiente y por inmersión / penetración

42,00 €
50,82 € IVA incl.

Sondas de ambiente

57,00 €
68,97 € IVA incl.

Sondas de inmersión / penetración

39,00 €
47,19 € IVA incl.

Sondas de superfície

57,00 €
68,97 € IVA incl.

Sondas para alimentación

37,00 €
44,77 € IVA incl.
72,00 €
87,12 € IVA incl.
89,00 €
107,69 € IVA incl.
122,00 €
147,62 € IVA incl.
104,00 €
125,84 € IVA incl.
49,00 €
59,29 € IVA incl.
101,00 €
122,21 € IVA incl.
91,00 €
110,11 € IVA incl.

Accesorios

13,00 €
15,73 € IVA incl.

Modelo: 0516 7302

Modelo: 0516 7303

Pila tipo botón CR2032

Modelo: 0515 0028

5,20 €
5,20 € IVA incl.
14,00 €
16,94 € IVA incl.
14,00 €
16,94 € IVA incl.
133,00 €
160,93 € IVA incl.

Accesorios para el instrumento de medición

14,40 €
17,42 € IVA incl.
13,00 €
15,73 € IVA incl.

Impresoras y sus accesorios

Impresora rápida IRDA testo

Modelo: 250554 0549

256,00 €
309,76 € IVA incl.
16,00 €
19,36 € IVA incl.
57,00 €
68,97 € IVA incl.

Maletas

58,00 €
70,18 € IVA incl.
38,00 €
45,98 € IVA incl.

Módulo para activación de la opción de medición por radio

43,00 €
52,03 € IVA incl.

Transporte y protección

26,00 €
31,46 € IVA incl.
26,00 €
31,46 € IVA incl.

Comprobación de la temperatura en la recepción de mercancías y durante el transporte y almacenamiento

Las temperaturas de los alimentos influye esencialmente en la formación y proliferación de gérmenes y, por lo tanto, en la calidad de los productos así como en la salud del consumidor. Por lo que para garantizar la seguridad de los alimentos, es necesario supervisar las temperaturas de los alimentos y comprobar que no se rompe la cadena de frío. Entre las medidas utilizadas para ello, se encuentra la comprobación de la temperatura en la recepción, así como durante el transporte y almacenamiento de las mercancías. El termómetro de infrarrojos y de penetración testo 104-IR sirve para este fin. Ofrece:

Exploración rápida de las mercancías entregadas utilizando la tecnología de medición de infrarrojos

Comprobación inmediata cuando los valores son decisivos mediante una sonda de penetración desplegable

Visualización simple del intervalo de medición mediante láser de 2 puntos

Solidez gracias a un armazón impermeable

Medición que cumple con HACCP

Las temperaturas de los alimentos influye esencialmente en la formación y proliferación de gérmenes y, por lo tanto, en la calidad de los productos así como en la salud del consumidor. Por lo que para garantizar la seguridad de los alimentos, es necesario supervisar las temperaturas de los alimentos y comprobar que no se rompe la cadena de frío. Entre las medidas utilizadas para ello, se encuentra la comprobación de la temperatura en la recepción, así como durante el transporte y almacenamiento de las mercancías. El termómetro de infrarrojos y de penetración testo 104-IR sirve para este fin. Ofrece:

  • Exploración rápida de las mercancías entregadas utilizando la tecnología de medición de infrarrojos
  • Comprobación inmediata cuando los valores son decisivos mediante una sonda de penetración desplegable
  • Visualización simple del intervalo de medición mediante láser de 2 puntos
  • Solidez gracias a un armazón impermeable
  • Medición que cumple con HACCP

Medición de pH en el agua para consumo humano

Actualmente el concepto legal que regula la calidad de las aguas destinadas al consumo humano en España se basa en la Directiva 98/83/CE del Consejo de 3 de Noviembre de 1998.
La Directiva 98/83/CE se transpuso al derecho interno español en el Real Decreto 140/2003, de 7 de febrero, por el que se establecen los criterios sanitarios de la calidad del agua de consumo humano.
Aunque existe más legislación y normativa a este respecto, es este Real Decreto el que fundamentalmente se utiliza como base para regular las aguas de consumo humano.
 
Entre los diversos parámetros que se establecen en el Real Decreto 140/2003 está el valor de pH. Este valor no debe exceder el límite ácido de 6.5 o el límite alcalino de 9.5, con la recomendación básica de que el agua en ningún momento podrá ser ni agresiva ni incrustante.
El pHmetro testo 206 dispone de las siguientes características para medir en concordancia con lo estipulado en el RD 140/2003:
  • Medición directa in situ para determinar el valor de pH
  • Disponible en tres versiones diferentes (incluyendo una versión compatible con la mayoria de electrodos de pH del mercado)
  • Funda protectora “TopSafe” a prueba de suciedad y salpicaduras (clase de protección IP68)
  • Medición de temperatura integrada simultánea a la medición de pH
  • Gel electrolito sin necesidad de mantenimiento

Medición de pH en el sector alimentario

El valor de pH de los alimentos es directamente proporcional al crecimiento de microorganismos y por tanto a la calidad y seguridad de los primeros. Por este motivo muchas empresas alimentarias usan el valor de pH como referencia para evaluar la calidad de sus productos. Por ejemplo, el valor de pH tiene gran importancia para la elaboración de productos cárnicos, embutidos o lácteos.
Midiendo el valor de pH, las empresas cárnicas pueden determinar la retención de líquidos, el sabor, el color, la ternura y la durabilidad de las piezas. O las empresas panaderas pueden determinar la acidez de la masa fermentada. En el caso de los aderezos, el valor de pH es importante para determinar la consistencia de la calidad del producto.

Medición de pH en la industrial cosmética

El pH es un valor crucial para la calidad del producto en la industria cosmética. Un cosmético demasiado ácido o demasiado alcalino puede provocar irritaciones o erupciones cutáneas. El pH de la piel se sitúa entre 5 y 6.5 gracias a su capa protectora ácida natural. De hecho, los limpiadores neutros son ligeramente ácidos, por lo que mantienen esta capa protectora de particular importancia para las personas con la piel sensible. En cambio, los aceites de limpieza son ligeramente alcalinos para favorecer el proceso natural de reposición de los aceites naturales de la piel.
Por tanto, en la industria cosmética el valor de pH se debe monitorizar, controlar y, en caso necesario, ajustar justo durante el proceso productivo, para que el producto final tenga el valor requerido.