Manómetro testo 312-3 - Para tuberías de gas y agua, hasta 6000 hPa

Modelo  0632 0314

  • Pruebas de resistencia y de estanqueidad en conductos de gas

  • Prueba de presión con aire en las tuberías de agua

  • Rangos de medición conmutables con alta resolución

  • Visualización de alarma cuando no se alcanzan los valores límite (libremente ajustables

El medidor de presión testo 312-3 es su compañero de confianza cuando se trata de comprobar las tuberías de agua y los conductos de gas. Con el medidor de presión testo 312-3 llevará a cabo tanto pruebas de resistencia y estanqueidad en conductos de gas como pruebas de presión con aire en las tuberías de agua.

440,00 €
532,40 € IVA incl.

Descripción

Antes de poner en marcha las tuberías de agua y los conductos de gas, se debe verificar que no hay fugas. Además de la prueba de estanqueidad, en los conductos de gas se debe llevar a cabo una prueba de resistencia. En ambos casos, se genera presión en el conducto con aire o gas inerte y se realiza una medición durante un cierto tiempo. Para esta medición puede utilizar el medidor de presión testo 312-3.

También es posible emplearlo para las pruebas de estanqueidad y resistencia en las tuberías de agua, siempre que la prueba de presión se realice con aire. Para otras mediciones de presión individuales, es idóneo el medidor de presión testo 312-3 homologado por DVGW.

El fiable medidor de presión testo 312-3 mide hasta 6000 hPa. Tiene la opción de establecer libremente los valores límite, por lo que el medidor de presión le avisará de inmediato mediante una alarma si se incumplen estos límites.
 

Características prácticas del medidor de presión de Testo

Para lograr una medición de la presión eficiente, el medidor de presión testo 312-3 ofrece una gran facilidad de manejo. En la pantalla de clara disposición puede leer, además de los valores medidos, la hora. Los rangos de medición son seleccionables. Y con la impresora rápida opcional testo puede imprimir los datos medidos en el lugar de trabajo.

 

El pedido incluye

  • Manómetro testo 312-3
  • 1 pila cuadrada 9V
  • Protocolo de calibración
Datos técnicos generales

Medidas

215 x 68 x 47 mm

Temperatura de funcionamiento

+5 hasta +45 ºC

Carcasa

ABS

Señal alarma

acústica; óptica

Alarma límite inferior

-0.04 hPa

Alarma límite superior

100 hPa

Tipo de batería

Pila cuadrada de 9 V

Tipo de pantalla

LCD

Medidas de la pantalla

2 líneas

Temperatura de almacenamiento

-20 hasta +60 ºC

Peso

300 g

Medición de la presión

Rango

-300 hasta 300 hPa

-6000 hasta 6000 hPa

Exactitud

±0,5 hPa (0 hasta +50,0 hPa)

±1,5 % del v.m. (> 50 hPa)

±4 hPa (0 hasta +400 hPa)

±2 % del v.m. (+400 hasta +2000 hPa)

±4 % del v.m. (+2000 hasta +6000 hPa)

Resolución

1 hPa (-6000 hasta +6000 hPa)

0,1 hPa (-300 hasta +300 hPa)

Sobrecarga rel. (Baja presión)

±8000 hPa

Accesorios y recambios adicionales

14,40 €
17,42 € IVA incl.
13,00 €
15,73 € IVA incl.

Transporte y protección

Estuche

Modelo: 0516 0191

38,40 €
46,46 € IVA incl.

Mediciones de la presión en calderas

La comprobación de la presión del gas de las calderas es una de las mediciones estándar de los servicios de los sistemas de calefacción domésticos. Implica la medición de la presión del flujo de gas y la presión en reposo del gas del sistema. La presión del flujo, también denominada presión de suministro, hace referencia a la presión del gas que fluye y la presión en reposo del gas estático. Si la presión del flujo para calderas de gas se encuentra ligeramente fuera del intervalo de 18 a 25 mbar, no se deben realizar ajustes y el aparato no se debe poner en funcionamiento. Sin embargo, si la caldera se pone en funcionamiento, este no será correcto y, cuando se genere la llama, se producirán pequeñas explosiones; la caldera se apagará y el sistema de calefacción fallará.

Pruebas de la presión en tuberías de agua

De cuerdo a la normativa legal DIN EN 806-4, DIN 1988-7 y DIN 1610, se debe comprobar que las tuberías de agua potable y de aguas residuales no tengan escapes antes de su puesta en funcionamiento mediante una prueba de la presión con aire, gas inerte o agua; también se puede realizar la prueba de la carga con aire o gas inerte. Sin embargo, por razones de higiene, es mejor que las tuberías permanezcan secas hasta poco antes de la puesta en marcha y no realizar una prueba de escapes utilizando agua. La prueba de la presión con aire también se recomienda para evitar la corrosión de las partes metálicas. La prueba de la presión se divide en dos partes relacionadas con la presión en las que la presión y el tiempo de la prueba dependen del objetivo (carga o escape). Normalmente, los escapes se pueden oír muy rápidamente Si es difícil localizar los escapes, se utilizan las herramientas y los materiales complementarios habituales para las tuberías de gas (pulverización o cepillado sobre soluciones de espuma).

Pruebas de la presión en tuberías de gas (fuga, prueba de carga)

La normativa técnica para las instalaciones de gas (abreviado: TRGI) es una reglamentación vinculante y a la vez importante para los comerciantes especializados. La normativa TRGI rige cómo se deben planificar, diseñar, utilizar y mantener las instalaciones de gas. Esto se aplica a todas las instalaciones de gas. La asociación alemana de gas y agua (DVGW) se encarga de esta reglamentación. La TRGI 2008 es la versión actual. Entre otras cosas, establece que las tuberías de gas se deben probar en función de la fase de construcción (estructura básica, terminación y reparación). Las comprobaciones siguientes desempeñan un papel determinado en la aplicación indicada aquí:

Prueba de la carga

En este proceso, se prueba la estabilidad del material y las conexiones para la vida útil; tiene lugar antes del enyesado u ocultación de las tuberías del gas. Durante la prueba de la carga, la tubería que se acaba de instalar, sin accesorios ni aparatos de gas, se somete a 1 bar de presión. El medio de prueba es aire o gas inerte. No deben detectarse caídas de presión durante la prueba, que dura 10 minutos como mínimo.

Prueba de fugas

Esta prueba sirve para comprobar si producen fugas en la tubería, con accesorios y sin aparatos de gas. El instrumento de medición no debe registrar ninguna caída de presión durante el período de prueba de 10 minutos como mínimo (en función del volumen del sistema); la presión de la prueba es 150 mbar (anteriormente 110 bar).

Prueba del funcionamiento según la caída de presión de las tuberías de gas

La instalación de gas realizada de acuerdo a las provisiones legales de la asociación alemana de gas y agua (“DVGW”) y la TRGI 2008 es un requisito previo para un buen funcionamiento a largo plazo. Sin embargo, cuando una instalación de gas está en funcionamiento, las condiciones operativas u otras condiciones generales pueden afectar a su seguridad. Los sistemas técnicos se someten al desgaste y a la contaminación en su uso diario. Solo un experto puede identificar, evaluar y reparar estas clases de cambios relacionados con la seguridad. Puede llevar a cabo la prueba de fugas (más conocida como prueba del funcionamiento o también medición de fugas) con un instrumento de medición y de acuerdo a la metodología de la caída de presión (que no se ajusta a DVGW) para su propia evaluación.

En la prueba del funcionamiento o medición de fugas, la tubería de gas siempre se prueba bajo condiciones operativas y presión operativa (sin incrementar la presión de la prueba). Durante esta prueba, el instrumento de medición calcula si existen fugas de gas en la tubería, además de controlar otros aspectos.