Transmisores, los instrumentos adecuados para medir

Los transmisores, también denominados transductores, sirven para convertir las magnitudes físicas clásicas en una señal eléctrica. Es decir, los transductores se utilizan principalmente en instrumentos de medición electrónicos. No obstante, los hay de diversos tipos, como los transmisores de temperatura o los transmisores de presión. La conversión tiene como resultado señales normalizadas, como las de 4-20 mA. Actualmente, muchos instrumentos están equipados para trabajar principalmente con magnitudes normalizadas especiales. Para poder comparar y procesar distintas magnitudes físicas, es necesario recurrir a los transmisores.

A la hora de adquirir un transmisor, debe tener en cuenta y comparar diversos factores:

  • ¿Qué se va a medir?
  • ¿Cómo son los rangos de medición?
  • ¿Dispone de supervisión integrada?
  • ¿Dispone de salida analógica (4-20 mA, 0-10 V)?
  • ¿Cuál es el nivel de precisión?
transmisores de testo

Los diversos tipos de transmisor

Transmisor de temperatura

Transmisor de humedad

Transmisor de presión

Transmisor de presión diferencial

A día de hoy los transmisores se utilizan comúnmente en diversos sectores de la industria. La posibilidad de transformar de este modo las magnitudes físicas supone un ahorro de tiempo considerable. Además, la conversión permite también transmitir los resultados a lo largo de mayores distancias y evaluar dichos resultados. Usted puede decidirse por diversos tipos de transmisor.

Por ejemplo, los transmisores de temperatura, que pueden utilizarse en aquellos ámbitos en los que la temperatura desempeñe un papel crucial y deba ser supervisada continuamente. La medición de la temperatura y su conversión en magnitudes normalizadas facilita aún más el análisis de los datos. Esto es aplicable también a los transmisores de humedad, cuyo objetivo es la medición de la humedad. En algunos casos también se combinan la medición de la temperatura y de la humedad en un mismo instrumento. De esta forma se evita la necesidad de usar dos aparatos.

Los transmisores de presión son todo un mundo, ya que en este caso hay que diferenciar entre las distintas formas de presión. Son especialmente habituales los transmisores de presión diferencial, que, en ciertos casos, son capaces también de medir caudales. Esto permite identificar de forma diferenciada los diversos rangos de presión, lo cual es particularmente ventajoso en la industria.

Para saber si usted necesita un transmisor de humedad, un transmisor de presión o un transmisor de temperatura, deberá conocer en qué ámbitos se va a utilizar el instrumento. En teoría, también puede utilizar variantes universales que son capaces de proporcionar varios resultados. No obstante, no suelen medir con tanta precisión.

Los transmisores más habituales en la industria son los que se utilizan en los siguientes ámbitos:

  • medición de la presión;
  • medición de la humedad;
  • medición de la temperatura;
  • medición de caudales;
  • medición de la tensión.

Los transmisores y sus características

Los transmisores presentan diferentes características. Por ejemplo, si desea adquirir un transmisor de temperatura, deberá asegurarse de que proporcione mediciones estables a largo plazo y de que pueda ser ajustado sin que haga falta desmontarlo. También es buena idea adquirir un instrumento que disponga de un transmisor de humedad integrado. En ese caso, contará con dos salidas analógicas.

En cuanto a los transmisores de presión diferencial, hay que prestar atención a otros aspectos. Asegúrese de que los rangos de medición sean especialmente reducidos, ya que así disfrutará de una precisión muy elevada. También es útil contar con un sistema integrado de gestión de alarmas al que poder recurrir en caso necesario. Además, muchos transmisores de presión disponen de un ajuste automático del punto cero. Esto garantiza una gran estabilidad a largo plazo, así como una exactitud independiente de la temperatura.

Puntos importantes a la hora de comprar un transductor:

  • el rango de medición indicado;
  • posibles señales de alarma integradas;
  • opciones de medición, como temperatura y humedad o presión.

Encontrar el transmisor adecuado de Testo

Testo pone a su disposición transmisores para la conversión de parámetros de medición. Gracias a nuestra variada oferta, podrá seleccionar entre diversos instrumentos de medición. Si necesita, por ejemplo, un transmisor para controlar la temperatura y la humedad, lo encontrará en nuestra gama de productos. Podrá adquirir incluso un transmisor del punto de rocío, que sirve para supervisar la humedad residual contenida en los productos, y puede dar información sobre un posible deterioro de la calidad.

Transmisores de temperatura y humedad

testo transmisor Ethernet

Los transmisores de humedad y los transmisores de temperatura son instrumentos de uso clásico en la industria. En nuestra página web podrá encontrar varias versiones de dichos instrumentos. Una variante muy práctica es la del transmisor combinado con 2 salidas analógicas. El instrumento se puede instalar en la pared, por lo que puede utilizarse también para mediciones a largo plazo.

El transmisor de temperatura ofrece múltiples ventajas:

  • apto para su uso en domótica;
  • elevada fiabilidad;
  • gran exactitud;
  • control continuo de los cambios de temperatura.

Transmisores para otros ámbitos

Hemos indicado brevemente que los transmisores de temperatura y presión son quizás los instrumentos más habituales. No obstante, en nuestra gama de productos encontrará también variantes que le permitirán observar otros parámetros de medición. Entre ellos están, por ejemplo, las sondas Ethernet. Estos instrumentos han sido diseñados de forma que permiten combinar diversos parámetros de medición. Además, para que la integración sea particularmente sencilla, disponen de interfaces estandarizadas. Estos instrumentos aseguran una transferencia de datos muy rápida cuando se conectan a una red existente. La batería garantiza que, aunque se produzca un corte del suministro eléctrico, no se perderán los valores medidos y se podrá seguir accediendo a ellos.