testo 324 - Débitmètre de fuites pour réseau gaz et sanitaire

Modelo  0632 3240

  • Funcionamiento sencillo, fácil adecuación al sistema

  • Resultados de gran precisión según el DVGW

  • Memorización de los datos rápida y segura

  • Mediciones semiautomáticas en gas

Medidor de caudal de fuga testo 324

Descripción del producto

testo 324
Manómetro medidor de caudal de fuga, aprobado DVGW para cualquier comprobación de funcionamiento y puesta en marcha relacionada con la presión en tuberías de gas y agua

 

Datos técnicos generales

Sobrecarga

1200 hPa

Medidas

270 x 90 x 75 mm

Temperatura de funcionamiento

+5 hasta +40 ºC

Clase de protección

IP40 acc. to EN 60529

Conexiones para sondas adicionales

2 conectores Hirschmann para la conexión de sondas de presión y sensores de temperatura

Conexión para gas

2 racores de presión DN 5

Homologado por la DVGW alemana según 5925

Clase de instrumento L hasta volumen = 200 litros

Tipo de pantalla

Pantalla en color, representación de procesos gráficos

Transmisión de datos

USB, IRDA, Bluetooth® (opción)

Autonomía

mín. 5 h tiempo de medición, puede funcionar conectado a la red

Temperatura de almacenamiento

-20 hasta +50 ºC

Peso

1070 g

NTC

Rango

-20 hasta +100 ºC

Tipo K (NiCr-Ni)

Rango

-40 hasta +600 ºC

Exactitud

±0,5 ºC o ±0,5 %

Presión absoluta

Rango

600 hasta 1150 hPa

Exactitud

±3 hPa

Sobrecarga

hasta 1200 hPa

Medición de fugas

Rango

0 hasta 10 l/h

Exactitud

±0,2 l/h o ±5 % del v.m.

Resolution

0,1 l/h

Medición de la presión

Rango

0 hasta 1000 hPa

Exactitud

±0,5 hPa o ±3 % del v.m.

Medición de presión (sonda externa)

Rango

0 hasta 25 bar

Exactitud

±0,6 % f.e. (0 hasta 10 bar)

±0,6 % f.e. (> 10 hasta 25 bar)

Cálculo de volumen de tubería

Rango

máx. 1200 l

Exactitud

±0,2 o ±5 (1 hasta 200 l)

Prueba de la presión en tuberías de gas (fuga, prueba de carga)

La normativa técnica para las instalaciones de gas (abreviado: TRGI) es una reglamentación vinculante y a la vez importante para el comercio especializado. La normativa TRGI rige cómo se deben planificar, diseñar, utilizar y mantener las instalaciones de gas. Esto se aplica a todas las instalaciones de gas. La asociación alemana de gas y agua (DVGW) se encarga de esta reglamentación. La TRGI 2008 es la versión actual. Entre otras cosas, establece que las tuberías de gas se deben probar en función de la fase de construcción (estructura básica, terminación y reparación). Las inspecciones siguientes desempeñan un papel determinado en la aplicación indicada aquí:

Prueba de la carga

En este proceso, se prueba la estabilidad del material y las conexiones para la vida útil; tiene lugar antes del enyesado u ocultación de las tuberías del gas. Durante la prueba de la carga, la tubería que se acaba de instalar, sin accesorios ni aparatos de gas, se somete a 1 bar de presión. El medio de prueba es aire o gas inerte. No deben producirse caídas de presión durante la prueba, que dura 10 minutos como mínimo.

Prueba de fugas

Esta prueba sirve para comprobar si producen fugas en la tubería, sin accesorios y aparatos de gas. El instrumento de medición no debe registrar ninguna caída de presión durante el período mínimo de prueba de 10 minutos (en función del volumen del sistema); la presión de la prueba es 150 mbar (anteriormente 110 bar).

Prueba de fugas en tuberías de gas en la sala de calderas

La instalación de gas realizada de acuerdo a las provisiones legales de la asociación alemana de gas y agua (“DVGW”) y la TRGI 2008 es un requisito previo para un buen funcionamiento a largo plazo. Sin embargo, cuando una instalación de gas está en funcionamiento, las condiciones operativas u otras condiciones generales pueden afectar a su seguridad. Los sistemas técnicos se someten al desgaste y a la contaminación en su uso diario. Solo un experto puede identificar, evaluar y reparar estas clases de cambios relacionados con la seguridad. La prueba de fugas (o más acertadamente, prueba de funcionamiento, también conocida como medición de fugas) del sistema de tuberías se debe repetir cada 12 años utilizando un instrumento de medición y registrar en un informe de resultados de la prueba. Así, el operador tendrá el informe de un técnico especializado. Algunas aseguradoras de edificios incluyen estas inspecciones y certificados o informes en sus condiciones generales de los seguros. En la prueba del funcionamiento o medición de fugas, la tubería de gas siempre se prueba en condiciones operativas y con la presión operativa (sin incrementar la presión de la prueba). Durante esta prueba, un instrumento de medición detecta si existen fugas de gas en la tubería y qué cantidad.

Medición de la presión en calderas (presión de la tobera, presión del caudal de gas, etcétera)

Las lecturas estándar tomadas durante los servicios del sistema de calefacción domésticos incluyen la comprobación de la presión en las calderas. Implica la medición de la presión del caudal de gas y la presión en reposo del gas. La presión del caudal, también denominada presión de suministro, hace referencia a la presión del gas que fluye y la presión en reposo del gas estático. Si la presión del caudal para calderas de gas se encuentra ligeramente fuera del intervalo de 18 a 25 mbar, no se deben realizar ajustes y la caldera no se debe poner en funcionamiento. Sin embargo, si se pone en funcionamiento, este no será correcto, y se producirán explosiones cuando se encienda la llama; al final la caldera fallará y el sistema de calefacción se apagará.

Medición de las temperaturas en radiadores

Cuando se miden las temperaturas de los radiadores, se registran en particular las temperaturas de caudal y retorno y el técnico las evalúa. La temperatura del caudal se define como la temperatura del medio de transferencia térmica (por ejemplo, el agua) con el que se suministra el sistema. La temperatura del medio que fluye fuera del sistema se denomina la temperatura de retorno. Para evitar pérdidas dentro del sistema de distribución del calor y conseguir un mejor nivel de eficiencia, es necesario el registro en un punto de las temperaturas de caudal y retorno. La implementación de medidas pertinentes conduce al ajuste hidráulico basado en la información sobre las temperaturas de caudal y de retorno. Esto define un procedimiento con el que se suministra a cada radiador o circuito de calefacción de un radiador plano dentro de un sistema de calefacción, a una temperatura de caudal establecida, la cantidad precisa de calor necesaria para conseguir la temperatura ambiente requerida para habitaciones individuales Las condiciones operativas con fallos darán como resultado un exceso considerable en el consumo de electricidad y energía de calefacción. El reglamento de ahorro de energía alemán (EnEV) requiere el ajuste hidráulico para los sistemas que se instalan o revisan por esta precisa razón.

Pruebas de presión en tuberías de agua (agua potable y aguas residuales)

De cuerdo a la normativa legal DIN EN 806-4, DIN 1988-7 y DIN 1610, se debe comprobar que las tuberías de agua potable y de aguas residuales no tengan escapes antes de su puesta en funcionamiento mediante una prueba de la presión con aire, gas inerte o agua; también se puede realizar la prueba de la carga con aire o gas inerte. Sin embargo, por razones de higiene, es mejor que las tuberías permanezcan secas hasta poco antes de la puesta en marcha y no realizar una prueba de escapes utilizando agua. La prueba de la presión con aire también se recomienda para evitar la corrosión de las partes metálicas. La prueba de la presión se divide en dos partes relacionadas con la presión en las que la presión y el tiempo de la prueba dependen del objetivo (carga o escape). Normalmente, los escapes se pueden oír muy rápidamente Si es difícil localizar los escapes, se utilizan las herramientas y los materiales complementarios habituales para las tuberías de gas (pulverización o pintado en soluciones de espuma).

Folletos del producto

Manuales de instrucciones

Software