Transmisores de presión: manejo y aplicación

Los transmisores de presión eléctricos permiten medir la presión de forma sencilla en un corto espacio de tiempo. Estos transmisores pueden controlar diversos tipos de presión. Con ellos es posible medir tanto la presión relativa como la absoluta y la diferencial. Asimismo, estos productos son de gran ayuda cuando se desea medir la densidad, el caudal o el nivel de llenado, valores que son especialmente importantes en el ámbito industrial. Solo así podrá garantizar un trabajo efectivo con los valores medidos.

Si desea adquirir un transmisor para la medición de presión, deberá tener en cuenta algunos puntos:

  • tipo de medición;
  • elevada precisión gracias a un rango de medición reducido;
  • en caso necesario, gestión de alarmas;
  • posibilidad de realizar ajustes y análisis.

Para contactar con nosotros.

¿Todavía tiene preguntas?
Estaremos encantados de ayudarle.

Resumen de transmisor de presión

Transmisor de presión para presión diferencial

Transmisor de presión diferencial para la industria

Transmisor de presión para el cálculo de flujos

Transmisor de presión diferencial para la salas blancas

Transductores de presión: medición de distintos tipos de presión

El transductor de presión es capaz de medir distintos tipos de presión, que dependerán del instrumento concreto. Por lo tanto, cuando se busca el instrumento adecuado para la transmisión de presión, es importante tener en cuenta las distintas variantes y comprobar si el transmisor de presión es apropiado para la aplicación prevista. Un instrumento clásico es el que se utiliza para medir la presión diferencial. El transmisor de presión diferencial tiene por objetivo determinar la diferencia entre dos niveles de presión distintos. Estos instrumentos están sometidos a diferentes presiones en la parte delantera y trasera del sensor, entradas que son necesarias para efectuar la medición. Por lo general, los transmisores de presión diferencial también son capaces de medir la presión relativa, que descuenta el valor de la presión atmosférica. En un recipiente o en una caldera, se generará sobrepresión si se acumula calor. Con ayuda de un transmisor de presión relativa, es posible determinar el nivel de dicha presión.

La tercera variante es la medición de la presión absoluta. En este caso, el transmisor mide con respecto al vacío absoluto. Sin embargo, si se modifica la presión del aire se producirán cambios en el valor medido, lo cual se debe tener en cuenta a la hora de utilizar el instrumento.

No se deben confundir los transmisores de presión con los transmisores de humedad. Estos últimos se utilizan para controlar la humedad ambiental y asegurar así que en ciertos recintos se consigue mantener un valor constante de humedad. Por su parte, los transmisores de presión cuentan con las siguientes características:

  • supervisión de la presión;
  • medidas precisas para reaccionar rápidamente frente a los cambios;
  • en algunos casos, con gestión de alarmas;
  • en algunos casos también permiten medir las velocidades de flujo.
Transmisor de presión diferencial

Características de un buen transmisor de presión

Por lo general, los transmisores de presión presentan determinadas características. Habitualmente tienen un rango de medición de 4-20 mA y funcionan con una tensión de 0-10 V. La característica más importante es el rango de medición. Los rangos de medición reducidos conllevan mayores niveles de exactitud. Si necesita valores muy diferenciados, debe tenerlo en cuenta a la hora de realizar su elección.

Actualmente, los transmisores de presión modernos son capaces de supervisar de manera efectiva los procesos de secado. Para ello, suelen estar equipados con un sistema de gestión de alarmas. En función de la configuración, se emitirá una señal de alarma cuando el nivel de presión aumente o caiga hasta un valor peligroso. Esto permite reaccionar con rapidez. En resumen:

  • el rango de medición desempeña un papel fundamental;
  • puede ser conveniente disponer de una señal de alarma;
  • también es importante qué tipo de presión se va a medir.
Transmisor de presión de testo

Conversor de parámetros de medición: los campos de aplicación de un transmisor de presión

Los transmisores de presión de Testo son de gran ayuda cuando se desea supervisar los intervalos de presión. Además, usted podrá complementar los resultados mediante un transmisor de temperatura o un transmisor de humedad. Algunos instrumentos son capaces incluso de medir ambas magnitudes, la temperatura y la humedad. Entre los ámbitos de aplicación típicos se encuentran la supervisión de caudales volumétricos o el control de procesos de secado importantes. Son particularmente indispensables en el sector de la climatización.


Transmisor de presión diferencial para el cálculo de flujos

Transmisor de parámetros de medición con cálculo de flujos

Testo pone a su disposición un transmisor con cálculo de flujos. Estos instrumentos ofrecen la ventaja de que, además de la presión, son capaces también de medir la velocidad de flujo y el caudal volumétrico. Los rangos de medición son muy reducidos a partir de 10 Pa, con lo que se beneficiará de una precisión muy elevada. En algunos casos, ofrecen también la posibilidad de medir la temperatura y la humedad.

Ventajas de un transmisor con cálculo de flujos:

  • cálculo adicional de los caudales;
  • en algunos casos, medición de la humedad y la temperatura;
  • manejo muy sencillo;
  • resultados precisos en poco tiempo.

Comparación efectiva de los transmisores de presión

Testo pone a su disposición diversos transmisores de presión. Aquí podrá comparar los distintos instrumentos. Existen diversas variantes de estos instrumentos de alta calidad. Puede comparar, entre otras características, los rangos de medición, la estabilidad y la exactitud. En función de los ámbitos en los que se pretenda usar el transmisor de presión, se necesitarán diferentes características. Por ejemplo, si necesita un modelo para salas blancas, deberá tener una carcasa lo más lisa posible, de manera que se pueda integrar bien en la pared. Siempre es conveniente que el instrumento esté equipado con una pantalla para poder leer mejor los resultados. Si le interesa poder reaccionar con rapidez en los ámbitos correspondientes, será muy práctico disponer también de una alarma.