Termómetro testo 105 - Termómetro de penetración para alimentos

Modelo  0563 1051

  • Termómetro robusto y resistente especial para el trabajo diario; lavable en agua corriente (estanqueidad según IP65)

  • Termómetro con puntas de medición intercambiables, disponibles como accesorios o adquribles en los sets (ver pestaña)

  • Dos valores límite configurables por el usuario, alarma acústica y visual en caso de exceder o quedar por debajo de los valores límite

  • Certificación EN 13485 y conforme a APPCC

Precisamente cuando es necesario medir la temperatura de medios semisólidos es cuando en la industria alimentaria se necesita un termómetro de penetración como el testo 105: penetra la carne y el queso sin problemas para medir con gran precisión la temperatura del núcleo.

129,00 €
156,09 € IVA incl.

Descripción

Con el termómetro de penetración testo 105 medirá eficazmente la temperatura central de alimentos semisólidos como la carne, el queso y las gelatinas. La punta de medición estándar de 100 mm es ideal para las mediciones por inmersión y penetración ya que se introduce sin problemas en estos alimentos. Con la punta de medición en berbiquí para productos congelados (accesorio opcional o adquirible en el set) podrá verificar que la temperatura de estos productos corresponde a los valores límite pertinentes.
Naturalmente, el termómetro de penetración también es adecuado para la medición de temperatura de medios líquidos. La punta de medición larga de 200 mm (accesorio opcional o adquirible en el set) es la más adecuada para estas aplicaciones.


El termómetro de penetración testo 105 es un instrumento excepcional para la práctica profesional

El manejo práctico con una mano, el tamaño compacto y la pantalla iluminada facilitan el trabajo diario. Una alarma acústica y visual advierte de forma fiable cuando se exceden o no se alcanzan los valores límite ajustados. El termómetro se entrega con un soporte con dos funciones: para llevarlo en el cinturón o para colgarlo en la pared, así siempre lo tendrá al alcance de la mano.
Importante: gracias a la superficie hidrófuga, el termómetro de penetración se puede limpiar también con agua corriente según la clase de protetcción IP65, lo que resulta especialmente higiénico. El testo 105, al igual que todos los medidores de temperatura Testo específicos para el sector alimentario, ha sido probado según EN 13485 y certificado conforme al APPCC.

Campos de aplicación para el termómetro de penetración testo 105

Dependiendo de la punta de medición que se utilice, el termómetro de penetración testo 105 es adecuado para un amplio uso en la producción de alimentos, el control de entrada de mercancías, la hostelería y las cocinas industriales, así como los almacenes frigoríficos y los supermercados.

 

El pedido incluye

  • Termómetro testo 105 con punta de medición estándar (100 mm)
  • Clip soporte para cinturón (funciona también como soporte de pared)
  • 4 pilas tipo LR44
  • Manual de instrucciones
  • Protocolo de calibración
Datos técnicos generales

Medidas

145 x 38 x 195 (con sonda conectada)

Temperatura de funcionamiento

-20 hasta +50 ºC

Clase de protección

IP65

Encender/apagar

10 min

Norma

EN 13485

Tipo de batería

Pilas botón LR44

Autonomía

80 h

Tipo de pantalla

LCD

Medidas de la pantalla

1 línea

Temperatura de almacenamiento

-40 hasta +70 ºC

Peso

139 g

NTC

Rango

-50 hasta +275 ºC

Exactitud

±0,5 ºC (-20 hasta +100 ºC)

±1,0 ºC (-50 hasta -20,1 ºC)

±1 % del v.m. (+100,1 hasta +275 ºC)

Resolución

0,1 ºC

Sondas

21,00 €
25,41 € IVA incl.
Sonda larga, longitud 200 mm.

Modelo: 0613 1053

28,00 €
33,88 € IVA incl.

Accesorios

5,70 €
6,90 € IVA incl.

Comprobación de la temperatura en la recepción de mercancías

Las temperaturas de los alimentos influye esencialmente en la formación y proliferación de gérmenes y, por lo tanto, en la calidad de los productos así como en la salud del consumidor. Por lo que para garantizar la seguridad de los alimentos, es necesario supervisar las temperaturas en la recepción y durante el transporte y almacenamiento, así como comprobar que no se rompe la cadena de frío. Se utilizan tecnologías de medición de temperatura interior y de infrarrojos para supervisar la recepción de mercancías.

La tarea de medición para la comprobación de la temperatura en la recepción de mercancías implica asegurarse de que la temperatura de las mercancías entregadas cumple con las especificaciones (reglamentarias) y que las mercancías se pueden utilizar de forma segura.

Se miden las temperaturas entre el empaquetado y el interior de los alimentos. En la mayoría de casos, los valores de la medición, la fecha, la hora y el usuario se introducen en un formulario y se documentan, para que se pueda hacer un seguimiento posterior.

El instrumento de medición de temperatura que se usa con una sola mano texto 105 ayuda en todas las tareas de medición que suponen la aceptación de alimentos mediante:

  • Puntas de medición intercambiables (por ejemplo, punta de medición larga, punta de medición para mercancías congeladas)
  • Solidez especial y posibilidad de limpieza bajo el agua (según la protección de clase IP65)
  • Manejo bueno y seguro

Comprobación de la temperatura durante el almacenamiento

Las temperaturas de los alimentos influye esencialmente en la formación y proliferación de gérmenes y, por lo tanto, en la calidad de los productos así como en la salud del consumidor. Por lo que para garantizar la seguridad de los alimentos, es necesario supervisar las temperaturas en la recepción y durante el transporte y almacenamiento, así como comprobar que no se rompe la cadena de frío. Para supervisar el almacenamiento se utilizan instrumentos de medición de temperatura fijos y de muestreo aleatorio móvil.

Cuando se almacenan alimentos, debe garantizarse que su temperatura cumple con las especificaciones (reglamentarias), no se rompe la cadena de frío y que las mercancías se pueden utilizar con seguridad para otros procesos o para el consumo. El instrumento de medición de temperatura que se usa con una sola mano testo 105 ayuda a esto con:

  • Puntas de medición intercambiables (por ejemplo, punta de medición larga, punta de medición para mercancías congeladas)
  • Solidez especial y posibilidad de limpieza bajo el agua (según la protección de clase IP65)
  • Manejo bueno y seguro